Comiéndote el Mundo/Tuanys

Tuanys te descubre los restaurantes KmO de Catalunya.

¿Habéis oído hablar de los restaurantes Km0? Son aquellos que procuran reducir la distancia entre la cocina y el producto, de manera que el proceso sea más sostenible y a la vez, dan a los productores más cercanos la importancia que se merecen. De esta forma, potencian la comida ecológica, de temporada y saludable.

En Catalunya existen muchos restaurantes que trabajan en base a esta filosofía y algunos de ellos han obtenido la distinción Km0-Slowfood. En Tuanys queremos dar a conocer el trabajo de algunos de ellos a través de una propuesta muy chula que seguro que os encantará: una ruta turística por Catalunya comiendo, precisamente, en estos restaurantes. Os gusta la idea, verdad? Pues empezamos el recorrido que yo os guio en el camino. Nos esperan seis días saboreando algunos de los mejores productos catalanes, gozando de paisajes maravillosos y haciendo caminatas saludables. Os dejo un enlace con el mapa para que nadie se pierda. ¿Estáis listos?

map2

Día 1: Llafranc.

Nuestro punto de partida será la Costa Brava: mar, sol, aguas tranquilas, calas solitarias… ¿Qué más se puede pedir? En la pequeña población de Llafranc encontraremos tranquilidad y nos permitirá visitar los municipios más cercanos como Calella de Palafrugell o Tamariu. En esta época del año, solo se bañan los más valientes, si este es tu caso, adelante, los otros daremos un paseo por el pueblo, disfrutando del ambiente de mar. A las 14h tenemos mesa reservada en la terraza del restaurante Casamar, donde gozaremos de unas magníficas vistas a la bahía de Llafranc.

DSC_1270

Badía de Llafranc

Este restaurante, que a la vez es un hotel, tiene una estrella Michelin y además, expresa su compromiso con los productos de proximidad. Su cocina se caracteriza por ser mediterránea, tradicional e innovadora, y la carta va variando según la temporada. Comprobaréis que comer en este restaurante es un placer exquisito para el paladar y para la vista.

La propuesta para la tarde, es dar un paseo hasta el Faro de Sant Sebastià, donde hay unas vistas espectaculares de la Costa Brava. Si queréis seguir caminando, llegaréis hasta la Cala Pedrosa, y si sois más intrépidos, podéis llegar al bonito pueblo de Tamariu a través del Camino de Ronda.

Día 2: Girona.

Dejamos el mar atrás y nos dirigimos a Girona, una ciudad que enamora. Por la mañana nos perderemos por las calles estrechas del barrio judío, y visitaremos los baños árabes y la Catedral. Los fans de Juego de Tronos podréis tratar de adivinar cuáles fueron los lugares escogidos para gravar la sexta temporada de la serie. Veréis que Girona es una ciudad para pasear sin prisas, para observar cada rincón y para curiosear en cada tienda que os llame la atención.

girona2

Después de este tranquilo paseo, llega la hora de comer y nos dirigimos hacia la Calle del Nord donde se encuentra uno de mis restaurantes preferidos. Se trata de El Blanc, un restaurante de cocina mediterránea con un toque oriental. ¿Y por qué me gusta tanto? Por varias razones: por su apuesta por productos Km0, por el trato amable y por una buena relación calidad precio. Mis recomendaciones son las siguientes: el spicy humus y las patatas bravas; la fideuá de l’Empordà y la parrillada de verduras de la huerta (de temporada); las hamburguesas y el entrecot de ternera de Girona; y de postres… ¡ay los postres! Es mi más difícil elección. Siempre me cuesta escoger entre los íssims del Blanc (dos pequeños coulants), la tarta tatin o el brownie. Difícil elección, ¿verdad?

38 Los Issimos del Blanc

Fuente: El Blanc.

Después de comer, ¿qué mejor que un paseo saludable para ayudar a hacer la digestión? Os recomiendo un recorrido por el Valle de San Daniel, un camino sin desnivel que os permitirá disfrutar de una de las mejores zonas verdes de la ciudad de Girona.

Día 3: Montseny.

El tercer día nos dirigimos hacia la provincia de Barcelona para disfrutar de la naturaleza en un entorno singular como es el Montseny. Nuestro propósito es llegar al Pla de la Calma, al pie del Tagamanent. ¿Os apetece subir andando? ¡Venga valientes! Dejamos el coche en Collformic y cogemos el sendero que nos indica hacia El Pla de la Calma. Durante la excursión disfrutamos de vistas a la Plana de Vic, a los Pirineos, así como a las principales montañas del Montseny: el Matagalls, el Turó de l’Home y las Agudes. Si lo preferís, también se puede subir en coche.

DCIM100MEDIA

Fuente: lacalma.net

Después de caminar casi 10 km, llegamos al restaurante El Bellver y nos encontramos con nuestra recompensa: un buffet libre de comida exquisita elaborada con productos de payés y de proximidad. Como ellos mismo dicen, el pan es elaborado con masa madre, los postres son caseros y las verduras, las hortalizas y la fruta son ecológicas. Como punto sostenible, la Masía Bellver, es totalmente autónoma; por ejemplo, generan la luz con placas solares y hacen servir leña de la limpieza de los bosques para la calefacción.

bellver_plat

Fuente: lacalma.net

Una vez hemos recuperado las fuerzas, podemos acabar de subir al Tagamanent o quedarnos por la zona haciendo una visita guiada por la Casa Museo Agustí. Por la tarde, volvemos a bajar por el mismo camino y a dormir pronto que mañana nos espera otro día lleno de actividades.

Día 4: Cervera.

Hoy nos levantaremos un poco más tarde para poder descansar bien de la excursión de ayer. Nuestro próximo destino es Cervera, situada a la comarca de la Segarra.  Llegamos allí a la hora de comer donde tenemos mesa reservada en el restaurante l’Antic Forn situado en la Plaza Major, cerca de la Paería (ayuntamiento).

DSC_1252

Universidad de Cervera

Se trata de un local antiguo de piedra, en el que su chef experimenta en la cocina y ha creado el sushi catalán. Otra de las características de su cocina, y que va en línea con su filosofía, es que lo productos son locales y están libres de pesticidas y químicos. Por lo tanto, encontraremos una cocina catalana, sana, ecológica y con experimentos orientales, a un precio muy asequible. El menú lo van cambiando, pero os animo a probar el sushi que propongan aquel día y alguna de las carnes a la brasa.

 

Por la tarde tendremos tiempo para hacer una ruta turística guiada que organiza la oficina de turismo de Cervera. Es una ciudad llena de monumentos y rincones curiosos que vale la pena visitar, a la vez que conocer su historia; por ejemplo, sabremos qué significan las ménsulas en los balcones del ayuntamiento, conoceremos la historia de la Universidad de Cervera y también porque se erigió un monumento a la Generalitat. ¡Seguro que os gustará escucharlo! También tendremos tiempo de pasar por Cal Colom a comprar dulces locales, así como “coca de recapta”, una coca salada de escalibada a la que se le añade butifarra, arenque o sardina.

Día 5: Falset.

Nuestra quinta parada es Falset, la capital de la comarca del Prioritat. Esta comarca se caracteriza por ser tierra de vinos, y Falset, por tener dos denominaciones de origen, la del Montsant y la del Priorat. Aprovechamos la mañana para conocer el pueblo y sus principales puntos de interés como el “Celler cooperatiu” (donde se puede hacer una visita guiada por la bodega) o la Plaza Quartera, en la que cada martes hacen el mercado. Un poco alejado del centro se encuentra San Gregori, un conjunto de rocas rojas y cuevas, donde podréis admirar unas magníficas vistas del valle de Falset. A partir de este punto, empieza una red de caminos para realizar paseos tranquilos entre viñedos.

falset

Fuente: falset.org

Por la tarde tenemos una cita en el restaurante Quinoa para realizar un taller de cocina típica de la comarca del Priorat, para luego cenar con unos vinos de la zona. La filosofía del restaurante es muy clara: utilizar productos de los agricultores más cercanos ayuda a disminuir la huella de carbono. Ofrecen menú degustación, así como tapas y raciones. Además, venden algunos de los productos que utilizan en su cocina por si queréis disfrutarlos en casa.

Día 6: Pallars Sobirà.

Hoy nos levantamos pronto porque nos toca recorrer unos cuantos quilómetros hasta la comarca del Pallars Sobirà, situada en los Pirineos. Esta comarca ofrece un sinfín de actividades sea la época del año que sea. Por este motivo, os dejo el día libre y que cada uno escoja la actividad que más le guste: senderismo, ciclismo, deportes de aventura, esquí, visitas culturales, una ruta por los pueblecitos, etc. Hagáis lo que hagáis, podréis disfrutar de los paisajes de alta montaña. Eso sí, sin alejaros de Montardit de Baix, que será donde comeremos.

pallars_sobira

Fuente: visitpirineus.com

¿Y que nos encontramos en este pequeño pueblo? Ni más ni menos que una masía restaurada reconvertida en un restaurante, se llama El Celler dels Joglars. Sus propietarios tienen muy claro que los productos de la comarca deben tener el protagonismo, sin dejar de lado la calidad. Por lo tanto, tanto su menú como su carta van cambiando según la temporada. Unen profesionalidad, modernidad y tradición. Mi consejo es que os dejáis asesorar por el chef o bien, dejad que vuestros sentidos decidan por vosotros.

Y aquí acaba nuestra ruta turístico-gastronómica por Catalunya. ¿Os habéis quedado con ganas de más? Estad atentos que quizá hay una segunda parte!

Nos vemos en el próximo post de Tuanys!

Cristina @laecoturista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s